facebook y traductor

En el ánimo por la difusión de los deportes de tracción de viento bienvenido a KiteProki. Vívelo tu mismo y siente la libertad. .......1024px gloogle-chrome secuencia salto

barra de botones

14 enero 2010

Laptime Zalduendo nevado



Ha vuelto a nevar en Zaldu. Este año estamos en racha con lo blanco. El viernes Fernando y yo pudimos darle en otra zona cercana y probar un nuevo spot. Así pasamos la tarde calentado motores para el sábado e investigando para la próxima nevada. La cosa promete.

El sábado teníamos varias posibilidades en distintos sitios. Hacia el norte había más capa de nieve, Alberto Sanz y Roberto se encontraban por la zona. El viento estaba perezoso y pasaban las horas. Entre incertidumbre, llamadas de móvil y la intranquilidad de acertar con el spot se me pasó la mañana en lo que ultimaba algunas cosillas ineludibles. Al final decidí quedarme en Zalduendo. Estaba lleno de cometas esperando al preciado y ansiado viento.

Algunos de los asistentes:

Patricia                                                                 Jairo

Juli                    Fernando
Alvaro de Torres          Chema
 Alvaro     Jesús y el espíritu de Chema

No pudiendo ser de otra manera nos equipamos y a darle ritmo. Aunque la tónica general no fue un tempo alegre si disfrutamos de lo lindo algunos ratos de viento con más volumen. Un poco más tarde se sumaron unos cuantos de Madrid acompañados por Javi con sus cometas Flysurfer. Gracias a Javi por dejarnos testar y probar su material. Una de las cosas que me encanta es ver a tanta gente, todos juntos disfrutando y la variopinta estampa que producen tantos tipos de cometas diferentes volando simultáneamente. Pasé la tarde genial volando todas las que me dejaron intercambiando las mías.



El domingo repetimos pero sin fortuna, Alberto Sanz y Rocío se aventuraron a primera hora de la mañana en busca del viento y una buena capa de nieve. Encontraron la nieve y el spot adecuado. Entretanto, el resto, indecisos nos quedamos en Zalduendo. Una ligera brisa nos mantuvo encadenados a las campas esperando que surgiera todo el día. Al final buscamos una buena alternativa a la espera del escondido viento. La charca y el miniquad nos dieron el toque agridulce pero muy divertido de las últimas horas de la tarde.




El lunes probé en otro spot cercano con muy buena pinta, el viento volvió a ser perezoso y después de darle un rato terminé la tarde en Zaldu. El viento tardío, surgió al final de la tarde, pero la luz ya se escondía para dar paso al día siguiente.




Mejor que quede algo para la próxima vez...











fotos realizadas por Jesús
fotos realizadas por Fernando

09 enero 2010

Duelo de patines

Antes de finalizar el año se celebra la carrera de atletismo de San Silvestre. Este año en Burgos no nos acompañó mucho el tiempo, pero acudimos a ella unas 3500 personas. David y yo también corrimos con nuestros monopatines eléctricos. La lluvia y el granizo hizo su presencia antes del comienzo de la carrera, a David esto le desanimaba un poco, pero a mi me alentaba aún más. Al final se contagió de mi ilusión y les dimos caña a los patines. Como anécdota el Sr. alcalde me dio la mano felicitándome el Año Nuevo según nos acercábamos a la salida (creo que sabía que tenía posibilidades de ganar). Con tantos participantes en la carrera, decidimos realizar la salida unos metros adelantados, como los buenos.




También hicieron presencia los nervios hasta que aparecieron los primeros corredores de cabeza. Fue nuestro pistoletazo de salida y a por ellos. Al principio el pelotón fue numeroso y les dimos cuartelillo animándoles, pero sin despistarnos de los primeros. Poco a poco, sin darle mucho “gas”, nos fuimos posicionando con los primeros atletas. Yo me adelanté en posición de cabeza y conseguí sacarle distancia a David. Según se desarrollaba todo, resultaba cuando menos curioso. Atletas corriendo a mi lado peleando por un primer puesto, gente que no conozco realizando un gran esfuerzo, el público animando en las aceras, las motos de los fotógrafos y comentaristas, la policía… y yo en un monopatín eléctrico luminoso que parece un ovni. Os puedo garantizar que es una gran experiencia. Cercanos a la meta sólo quedaban tres corredores junto a mí. Dos de ellos se despegaron y el tercero se quedó un poco descolgado. Le animé un rato intentando que continuara en el grupo, pero no pudo. Le di al gatillo y en un suspiro me coloqué en cabeza. Los dos corredores empezaron a esprintar en el tramo final, consiguiendo sacar una notable ventaja el primero frente al segundo. En esos momentos me surgió la duda de retirarme por un lateral y no pasar por meta intentando no molestar. La duda me duró poco al ver que el tercer corredor estaba muy retrasado. De este modo entré el tercero en meta como un campeón y el primero con monopatín.




He de confesaros que me quedé con ganas de darle un poco más al acelerador y entrar el primero rompiendo la cinta del vencedor. Un dato curioso es que me tomaron tiempo como al resto de participantes al pasar por la línea de meta.